Vestigios del corazón

Por: Aylen Bucobo

“Hay que ser muy valiente para reconocer los errores propios, los ajenos se reconocen enseguida”, Anónimo. 

¿Por qué siempre vemos los errores de los demás? Quizá muchos se lo han preguntado. La respuesta más honesta es porque en los demás vemos nuestros propios errores y por ende, nos aterra aceptar que somos en el fondo peores, porque señalamos y juzgamos.
 
Los seres humanos suelen sentirse superiores o mejor que los demás solo por el hecho de que, en ocasiones, no cometen las mismas equivocaciones que los otros, y en consecuencia, consideran que eso les da derecho, no solo de corregir con juicio, sino de herir a los que de repente se han equivocado sin intención.
 
Asumir un error te hace mejor persona porque eso significa que reconoces lo que hiciste, pero también, te da la oportunidad de no volverlo a cometer. Existen errores que son imperdonables para algunos. Sin embargo, siempre hay una solución para todo. Nunca es tarde, solo es cuestión de tomar la decisión.
 
Si alguien que conoces cometió un error es bueno que se lo hagas ver. No señalándolo sino admitiendo en su presencia que tú, al igual, has cometido errores. Posiblemente no el mismo, pero déjale saber que siempre se puede reparar lo hecho: primero reconociéndolo y segundo, pidiendo perdón.
 
El juicio es un pecado capital: Las personas suelen juzgar lo que no conocen. Juzgan lo que envidian y desean tener lo que otro posee y ellos no. Juzgan porque se sienten menos. Juzgan porque se creen perfectos. Juzgan porque viven de apariencias y aún más, juzgan porque siempre ven los defectos y lo malo de los demás.
 
Recuerda que todo ser humano tiene defectos y virtudes, y es mejor ver las cosas buenas que resaltar sus defectos. Los errores se van convirtiendo en vestigios del corazón si no los corriges, aprendes de ellos y los asimilas como lecciones de vida.
 
Un error, es cuando una persona hace o expresa algo que no es lo correcto o acertado, incluso eso puede llevar a una calumnia sobre alguien que en realidad no ha cometido ningún acto que perjudique a otro u otros.
 
Es muy fácil juzgar a los demás cuando nos creemos perfectos o pensamos que tenemos una moral intachable. Lo lamentable es que generalmente ese tipo de personas siempre ocultan cosas, que cuando se hacen luz, dejan al descubierto la verdad de quiénes son en realidad.
 
¿Cómo enfrentar esto? Lo mejor y correcto es hacerle ver al otro que cometió un error, explicárselo con caridad, no juzgándolo. Al contrario, es deber hacerle notar que se equivocó pero que nunca es tarde para darse cuenta.
 
Así como las culpas no te dejan avanzar, los errores hacen lo mismo, se convierten en obstáculos en nuestras vidas que a medida que no se corrigen se van acumulando, haciendo grietas en nuestros corazones y en las relaciones con los demás, y cada vez nos aíslan del mundo.
 
Los errores son huellas en el camino que llevan hacia el umbral del éxito cuando se admiten y corrigen.
 
No olvides, que muchas veces, ves en el otro los errores que tú no has aceptado de ti mismo. Como lo decía Santa Teresa de Calcuta: “Cuando mires los errores de alguien, mira primero los tuyos”. Date cuenta de los errores que tú tienes para poder tener compasión del otro que también está cometiendo errores.
 
Mira las virtudes que tiene el otro porque generalmente miras lo malo y no te has dado cuenta de los esfuerzos que posiblemente esa persona ha hecho por cambiar.

Mirando primero las cualidades de las personas y tapando los errores del otro con tus propios errores, tendrás una mirada más imparcial sobre el actuar de esa persona. Pero, si ves que hay una falla que puede destruir su vida, llámala aparte y háblale directo, no la destruyas a espaldas: eso, al tiempo, te hará más daño a ti.

Lcda. Aylen Bucobo

Twitter: @aylenbucobo
IG: @aylenbucobo
Facebook: Aylen Bucobo
Correo electrónico: aylenbucobo@gmail.com

Publicado por magazine24opinion

Somos una página para la difusión y debate de opiniones e ideas, en distintas áreas sociales, económicas, políticas, artísticas, deportivas y de salud. Nuestros artículos son aportes gratuitos de distintos especialistas, periodistas, políticos y articulistas de diferentes índoles y nacionalidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: