Vestigios del corazón

Por: Aylen Bucobo «Hay que ser muy valiente para reconocer los errores propios, los ajenos se reconocen enseguida», Anónimo.  ¿Por qué siempre vemos los errores de los demás? Quizá muchos se lo han preguntado. La respuesta más honesta es porque en los demás vemos nuestros propios errores y por ende, nos aterra aceptar que somos en el fondoSigue leyendo «Vestigios del corazón»

Se acabó el amor: No llores, sonríe

Por: Aylen Bucobo “No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió”, Gabriel García Márquez La tarde comenzaba a caer y asechada por el ocaso, llegó más temprano el anochecer y la oscuridad se apoderó de mi habitación. Allí, sentada en medio de la nada, entre cuatro paredes, sentí como algo se desprendió de miSigue leyendo «Se acabó el amor: No llores, sonríe»

¿Raro? Si. Así me llaman.

Por: Javier Sánchez  Cuando la juventud te visita a ciertas edades, cuando te atrae de esa extraña manera casi paranormal, cuando todavía sientes que eres capaz de vivirla, de desgranarla; ahora, a tus más de medio siglo, créeme, no estás loco, ni vives algo irreal. No es otro mundo, ni agua pasada. ¿Alguien me puedeSigue leyendo «¿Raro? Si. Así me llaman.»

Dependencia afectiva: Aprende a ¡SOLTAR!

Por: Aylen Bucobo “No hay amor suficiente capaz de llenar el vacío de una persona que no se ama a sí misma”, Irene Orce “Te sigo, camino tras de ti, quiero alcanzarte, aferrarme a ti y no soltarme. Entregarme a ti ciegamente y hacer lo que me pidas. No me ignores, no me quites tuSigue leyendo «Dependencia afectiva: Aprende a ¡SOLTAR!»

Ideas Parabólicas IV: Parábola de los obreros de la viña

Por: Pbro. David Trujillo Esta parábola es muy rica en contenido y de ella se pueden sacar muchas enseñanzas: 1.- Introducción. Resaltan varias cosas interesantes en esta parábola: la primera de ellas es la generosidad del dueño de la viña que está dispuesto a darle al último lo mismo que al primero. No comete ningunaSigue leyendo «Ideas Parabólicas IV: Parábola de los obreros de la viña»

Cuando extrañar te libera: ¡Despréndete!

“Madurar es aprender a querer bonito, extrañar en silencio, recordar sin rencores y olvidar despacito”, Frida Kahlo  Por: Aylen Bucobo Cuando extrañas la nostalgia llega y te arropa el corazón, te estremeces y tu cuerpo se retuerce de dolor, tus lágrimas caen sobre tus mejillas y te desespera el no tener aquello que se fue,Sigue leyendo «Cuando extrañar te libera: ¡Despréndete!»

Un poema a la ESPERANZA, porque las ilusiones se esfuman

“La fe se hace con cosas que no se ven y la esperanza con cosas que no se tienen”, Santo Tomás de Aquino Por: Aylen Bucobo Te escucho caer sobre el techo y veo como humedeces las ventanas de mi habitación. Escucharte es melodía para mis oídos, me recuerdan mis raíces, de donde vengo. VerteSigue leyendo «Un poema a la ESPERANZA, porque las ilusiones se esfuman»

Ideas Parabólicas: La masa y la levadura

Pbro. David Miguel Trujillo Siguiendo con las reflexiones de las parábolas deseo comentar la de la masa y la levadura. Son muchas las cosas que llaman la atención en este modo de hablar de Jesús y una de ellas es que son imágenes muy cotidianas. En su tiempo cada familia tenía que moler el trigoSigue leyendo «Ideas Parabólicas: La masa y la levadura»

¡Cáete y levántate! La vida continúa

“En ocasiones debemos tocar fondo para valorar las verdaderas cosas importantes de la vida”, anónimo. Por: Aylen Bucobo Sí, ¡La vida continúa! En ocasiones “caminamos descalzos bajo la tormenta”. Por muy doloroso que sea el camino algunas veces, debes quitarte el polvo de las rodillas y seguir adelante. Siempre hay un motivo para levantarnos ySigue leyendo «¡Cáete y levántate! La vida continúa»

Ideas Parabólicas I: La Parábola del Trigo y la Cizaña (Mt. 13,24-43)

Por: Pbro. David Miguel Trujillo Con este epígrafe deseo agrupar a algunos de mis artículos que pretenden hablar de ciertas ideas que se desprenden de las parábolas de Jesús.  En efecto, Ideas Parabólicas lo que pretende es recoger y reflexionar sobre algunas parábolas que domingo a domingo aparecen en el evangelio. La primera parábola seráSigue leyendo «Ideas Parabólicas I: La Parábola del Trigo y la Cizaña (Mt. 13,24-43)»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos